25.10.09

Es fácil...

Es más fácil no volver a escribir. Es fácil negarse al dichoso vicio, a la vocecita esta que insiste en tomar la pluma, el teclado, la libreta. Es más fácil admitir que no hay tiempo, que estás muy cansado, que necesitarías ponerle más dedicación que la que te dejan las múltiples tareas cotidianas.

Es mucho más fácil negarte, volcarte en el twitter, decir que no estás inspirado y que la verdad, la verdad, que escribas o que no da exactamente lo mismo. Total, el tiempo que no le dedicas a las letras se lo puedes dedicar al trabajo, a los amigos, a la familia, a ver películas, a lo que sea.

Y sin embargo, aquí vienes de nuevo, a martillar el teclado, a dedicarle unos minutos a la obsesión que crees que te alimenta. Ilusa tú. Ya deja de escribir, abandónalo todo.

(Neh, nunca fui obediente a las ordenes de la realidad. Menos ahora...)

3 comentarios:

Diana dijo...

me pasa lo mismo, exactamente lo mismo. un abrazo!

Ara en Sombra dijo...

Inevitable, qué se le va a hacer, la mano tiembla cuando lo evitamos.


Te he leído.


Beso.

Natalia dijo...

Me pasa lo mismo, pero al final siempre termino volviendo.
En mi caso, solo escribo cuando me siento mal, asi que, supongo que esta bien que pase un buen tiempo son escribir.
Chau!